Nunca nos hemos parado a pensar, tanto como lo estamos haciendo en este período. Mucha gente ha profundizado brutalmente en su ser y otra se ha hundido rápidamente en su agonía.

Pensar, rumiar, cavilar, empoderarse… no es para todo el mundo. Muchas personas que no necesitaban psicólogo ahora los necesitan. Sin embargo, el mejor psicólogo que hay en la vida eres tu revisando tus actos, comportamientos, actuaciones, experiencias… al hacer un balance. Cambiando, aprendiendo, poniéndote nuevas metas, creando sueños y cumpliendolos, saliendo de la negativad en la que puedas estar.

Nadie, ni nada te va hacer resurgir como tú lo vas a hacer. Tú y solo tú eres dueño de progreso, evolución o fracaso. Recuerda que el fracaso es algo que nos imponen los demás, si tu no te impones nada, no vas a fracasar nunca, al contrario vas a avanzar.