Cuando nacemos nuestra madre es el primer ser que con su calastro o no, nos alimenta.

Seguidamente, no lo hace pero si lo puede hacer con su leche materna. Hoy en día mucha madres deciden no hacerlo antaño si era muy habitual. Personalmente ni tomé el calastro ni nada… crecí con zanahorias!!!

Después de unos meses… se van introduciendo ciertos alimentos. Hay una adaptación a los alimentos!

Solemos comer como come nuestra familia, adoptamos sus hábitos alimenticios ya que eso es lo que nos dan y vemos.

A veces es cierto, también con los alimentos de las abuelas. Éstas suelen involucrase mucho con los nietos y les hacen muchas elaboraciones, incluso más que a sus propios hijos.

Los habitos de la familia pueden ser buenos o no. No lo sabes… no se sabe.

Cada cuerpo es distinto, cada persona es distinta. También los gustos y conforme se va creciendo y más hoy en día puedes cambiar de nutrición.

Siempre, hemos de comer de la mejor manera posible para nosotros. No todos tenemos las mismas enfermedades, o salud. Si sabes por ejemplo, en tu familia hay colesterol pues haz todo lo posible con ella para que no se te fomente. Normalmente, no es que te venga por genetica es que tu has adoptado un mismo hábito, no lo has cambiado y has fomentado que te salga igual.

Luego también están las enfermedades que se adquieren de abuelos a nietos, pero estamos en lo mismo. Si tu sabes que podrían existir mejora tu alimentación.

Un cuerpo sano no debería tener ninguna enfermedad.

Las personas debemos comer de todo, lo más sano posible, siempre yendo hacia una alimentación fisiologica como la comentada en el anterior post: frutas, vegetales, semillas y frutas.

Sin embargo:

El extremismo no nos lleva a la Salud ni a nada, solo a la enfermedad

Debemos adoptar hábitos sanos, saludables manteniendo una visión de lo que realmente es la mejor alimentación para el ser humano pero también es bueno ser flexible. No tenemos que ser cerrados, ni anularnos por complento en ciertos eventos porque no aceptamos otras opciones.

Afortunadamente, hoy en día podemos elegir los restaurantes que queramos con cualquier estilo de comida. Sin embargo, no siempre es posible. Adaptate, siempre hay versiones en todos los lugares puedas adoptar. Nada te va provocar gases, las legumbres te van a sentar bien, la coliflor igual, un buen plato de patatas igual, un buen pollo de corral también… lo que sea que comes. Si lo comes sin miedo, lo hará! El miedo está en tu mente.

Abre tu mente, fluye, abrete a la vida y sobretodo abre tu estomago a todo tipo de alimento sea bueno. Si tu comes feliz, sin pensar en que eso te va hacer daño, todo irá bien. Son tus pensamientos, nada te va sentar mal, ni nada te va provocar mala digestión. Todo se digiere, todo se asimilar, todo es bueno. Lo que no es bueno es el pensamiento mental que te hayas generado.