Al introducir alimentos suaves y protectores, no irritantes, mi cuerpo fue mejorando.

A continuación, fui ampliando el espectro de alimentos y me sentía bien. Sin embargo, al introducir una alimentación más limpia en todos los sentidos fui muy susceptible a un cambio de formula en la pastilla Eutirox.

Una pastilla, hormona sintetica, que dan para la tiroides. En mi caso, de apoyo a una lesión cerebral que tengo en mi hipofisis.

Yo ya veía me estaban dando mucha dosis y se lo quise decir a la endocrina en la visita siguiente. NO me dio lugar, porque no se produjo presencial. Llegó el COVID, el encierro y yo ya habia metido la nueva formula.

No me di cuenta, yo la metí y me empezarón a dar crisis. Había entrado en tormenta tiroidea. Cuando pasaron unos 14 días veia que no era normal…. no podía continuar con esa pastilla nueva. Tenía diarrea o iba baño todos los días!!!!. También estaba muy cansada, tenía sudores…. era la pastilla! Cambié a la vieja fórmula que aun tenía.

Conseguí me visitaran antes de lo debido, un poco no mucho. Su diagnostico fue ese por teléfono, que tomará la vieja pastilla y no me molestes!. Te he revertido y me visitas dentro un año. Si tienes cualquier cosa… llamas o vienes.

Con la situación del COVID no ha sido posible. Harta de llamar.. con la situación de abandono, me centré más en el higienismo.

Empecé a mirar, a investigar, conocí a gente que hacía este tipo de alimentación, me puse a ello.

Cambié mi dieta a una dieta más limpia. Una dieta llena de aguacates, de frutas y de vegetales crudos, con aceites de lino, sesamo y aceite virgen extra en crudo (no frito), solo vegetales vapor los necesarios y semillas, frutos secos.

Contraté a un higienista de Perú un mes, en donde la higiene vital está muy arraigada y como me puso mucho vapor después justo del verano de venir más de crudo. Me pasó lo de siempre, me estreñí mucho, seguí y solo logré parar mi metabolismo rápido. Estar más tranquila, y no comer por ultra necesidad. Sino ya normal pero como sabemos las estaciones nos afectan, los cambios….

Así que entrado ya creo invierno, fui con otro un mes totalmente diferente. En otoño, fui yo sola con las pautas tenía y iba más o menos. Las estaciones ya nos matan…. así que… Este por mi patología me llevó más a la alimentación fisiológica ideal para el ser humano desde el punto de la higiene vital. Es decir, más frugal y vapor solo noche, y después de 6 semanas son su plan «a mi estilo»… conseguí reactivar mi tránsito. Igualmente he de decir, que la higiene vital no cura solo a la persona a nivel estomacal o de alimentación, sino que se centra en la globalidad. En su pensamiento, sus hábitos, su forma de vida…. y este entró más en eso.

Durante todo el periodo en que había tomado aquella pastilla, no había logrado casi hacer heces normales. Hacía diarrea o diarrea leve, tuve también infección de riñón grave por cierto y muy molesta, sudores, infección vaginal, taquicardias, metabolismo rápido… todo por culpa de una pastilla. Como era posible que una persona que no tiene la tiroides mal, sino un daño hipofisario, le revierta una pastilla?

Las pastillas son perjudiciales para la salud, crean adicciones , son drogas. Solo se han de tomar las necesarias cuando se tiene una lesión. Si no se tiene nada grave que impida su eliminación, no se deberían de tomar.

To be continued…