No por mucho correr, llegarás antes al final. Las cosas se han de hacer con paciencia, meditando bien los pasos, con presencia. Han de ser bien estudiadas, se ha de observar muy bien antes de seguir y si es factible, avanzar. No importa lo que se tarde, la cuestión es estar en el camino correcto. Tú camino!.

No te ha de influir lo rápido que vayan los demás. Que hagan lo que quieran, tú piano a piano vas fluyendo a tú ritmo.

No conseguirás su propósito, quizás no es el tuyo. Cada persona tiene diferente/s propósito/s aún estando en el mismo camino. Nadie es igual ni parte desde el mismo punto!.

Solo importa una cosa, avanzar! Si reculas, permitido está, será para pegarte más impulso.

Aunque no llegues al final, a la meta, da igual tu has avanzado por ese camino y has aprendido mucho. Eso ya es un gran avance. Un camino de superación y coraje que solo tu debes apreciar y valorar. Los demás que corran, que vuelen…. seguro no han aprendido tanto como tú.