La glándula hipófisis, también llamada pituitaria, es la que está afectada en el panhipopituitarismo. Esta glándula es la “maestra endocrina del cuerpo”, ya que controla las funciones de otros órganos endocrinos.

Así, segrega hormonas que regulan otras glándulas importantes manteniendo la homeostasis (equilibrio) del organismo. Procura la adecuada administración de nutrientes y proteínas que captamos de la dieta.

La hipófisis controla funciones como el crecimiento del cuerpo, del pelo y las uñas, las mucosas corporales, la leche materna, etc.

La hipófisis o pituitaria se divide en lóbulo anterior y posterior. El anterior produce la hormona estimulante de la tiroides (TSH), la corticotropina, hormona luteinizante (LH), hormona estimulante del folículo (FSH), hormona de crecimiento (GH) y prolactina. Mientras que el posterior segrega vasopresina (hormona antidiurética) y oxitocina.

Cuando la hipófisis no funciona como debería, pero aún no se han identificado las causas, se denomina “panhipopituitarismo idiopático”.

CAUSAS

– Defectos durante el desarrollo embrionario de las células que conforman la hipófisis anterior, o el hipotálamo.

– Lesiones adquiridas infundibulares (en la parte posterior de la glándula hipófisis) tras un accidente cerebro vascular, por ejemplo.

– Metástasis de otros tumores, como de mama, próstata, colon o pulmón.

– Tratamientos con radioterapia.

– Granulomatosis (inflamación de los vasos sanguíneos) que impliquen la zona de la hipófisis o hipotálamo.

– Infecciones como la tuberculosis, la toxoplasmosis, sífilis o micosis.

– Apoplejía hipofisaria: se trata de una isquemia o una hemorragia que afecta a la glándula hipófisis. Produce síntomas como dolor de cabeza, vómitos y déficit visual.

– Secuelas tras una cirugía que afecte la hipófisis o zonas implicadas.

– Traumatismos craneales.

Que es lo que se ha de mirar en estos casos:

  • GH esto se aumenta con 12-14h ayuno o más. Sino con GABA que es un neurotransmisor se asegura su mantenimiento.
  • Déficit de hormonas de gonadotropinas: en mujer restraso menstruación o falta de líbido o líbido baja. En los hombres, disfución sexual y micropene.
  • Déficit de hormonas estimulantes del tiroides: si hay déficit de hormonas se activa el cuadro. aumento de peso, cansancio, intolerancia al frío, dolores musculares, estreñimiento, depresión, etc.
  • La falta de hormona adrenocorticotropa o corticotropina (ACTH), se manifiesta por tensión baja, hipoglucemia, náuseas, vómitos, cansancio extremo y concentración de sodio en sangre baja. Si lo niveles de ACTH bajan poco a poco, los síntomas son pérdida de peso, debilidad, fatiga y nauseas.
  • Deficit de prolactina: son la hipersensibilidad al frío, disminución del apetito, anemia, infertilidad, pérdida de vello púbico, falta de vello corporal, hinchazón facial, deseo sexual inhibido, etc.

Puede aparecer también sed excesiva y aumento exagerado de la secreción de orina, que provienen de la diabetes insípida. Esta última condición surge por un déficit de vasopresina, una hormona que se produce en el hipotálamo y se almacena en la hipófisis.

Testosterona y estrógeno

Es posible que haya un déficit de hormonas sexuales. Para alcanzar niveles normales, en los hombres se administra testosterona a través de distintas formas. Por ejemplo, a través de la piel con un parche, con un gel de uso diario o por inyecciones.

En las mujeres se añade estrógeno y progesterona al organismo con geles, parches o pastillas. Los anticonceptivos orales son los más utilizados en mujeres jóvenes, mientras que a las mujeres próximas a la menopausia se les recomienda valerato de estradiol.

Problemas de fertilidad provocados por el panhipopituitarismo, es posible la inyección de gonadotropinas para estimular la ovulación en las mujeres.

En todo este tiempo yo he sufrido una gran desconexión entre el segundo chakra y el septimo o sexto incluso. Entee medio está el higado, curiosamente de color verde como el color que más me gusta.

He logrado a día de hoy hacer conexión del segundo chacra falta activar el sexto-septimo.