Cuando somos susceptibles a algún medicamento solemos perder peso de forma involuntaria esto sería lo que se denominaría La emaciación. El síndrome de emaciación, también conocido como síndrome consuntivo es la pérdida involuntaria de más del 10% del peso corporal (particularmente de masa muscular) y de por lo menos 30 días ya sean de diarrea o de debilidad, y fiebre. Esto ha ocurrido con muchas personas que tomaron la pastilla Eutirox con nueva formula en 2020 a nivel de peso y luego no han podido ganar músculo. Lo cual les ha provocado una atrofia muscular, debida a quizás desnutrición pero también por artritis reumatoide y osteoartritis que eso si pueda costar de evitar pero no imposible o más bien no vaya a más. Ejercicios de fuerza serían la clave para evitar y mejorar el aumento de éstas.

La salud del cerebro no es invariable, puede mejorar o puede empeorar (y tu estilo de vida influye mucho en la dirección que tomará).

Sigue Pautas como:

  • Ejercitate (comentado anteriormente, vas a desconectar y evitar que patologías como las mencionadas vayan a más). Haz ejercicios te gusten, baila y práctica disciplinas como yoga, taichi, chikun o medita, haz tandava, bailes de country…
  • Entrena tu mente con cosas sencillas, cosas placenteras cosas te evadan y te gusten. Haz cosas como estudiar un idioma, pintar o tocar un instrumento musical, ajedrez, sudokus, crucigramas, ejercicios de neurociencia… Éstos podrían ayudar a aumentar la llamada reserva cognitiva, una capacidad del cerebro que permite limitar el impacto de los daños que experimenta este órgano.
  • Duerme y relajáte: mantén un horario de irte a dormir y levantarte fijo.
  • Enriquece tus relaciones sociales. Ábrete a los desconocido y a todo, sin perder la perspectiva y céntrate en lo que estés haciendo.


Nutricion y regeneración celular para el cerebro

El ayuno tan de moda ahora, tiene como objetivo a partir de 21h provocar una regeneración celular muy profunda. Eso sería fabuloso pero cuando exista alguna afectación física por mucho se intente regenerar, no será del todo posible. Todo es mejorable siempre y controlable para que no vaya a peor.

Hay formas de ayuno simples que no esa tan arriesgada y tan severa, ni todo el mundo desea ni puede ni es sostenible para muchas personas. En la nutrición esta el poder de sanar y los hábitos. Una buena combinación y descanso, el ayuno de la vida cotidiana también es necesario y el tiempo se sostenga sin ninguna alteración para la persona. Es cierto que cuando se quiere curar a alguien, si vas al medico lo primero que hacen es ponerte suero, para que restes en ayuno pero hacerlo tú porque sí está bien y muchas veces se hace cuando nosotros mismos estamos o notamos enfermos. Porqúe pues porque hay muchos tipos de ayunos que llevan a lo mismo:

Tipos de ayunos:

Comiendo todo un día monodieta: un solo alimento
Comiendo todo día uno o dos alimentos (frugales mejor para así mantener la hidratación)
Comiendo todo a líquidos sean: jugos, cremas tibias o frias. A las
cremas añadir nueces o aguacates, germinados, potencia para que tengan el máximo de nutrientes, levadura nutricional, toopings , semillas… No la típica liviana.

No hay que forzar al cuerpo a un estado no sostenga. 12-13 h más que listos o algun día 16h en casos de empacho indigestiones, sí vale están bien. Por tanto los siguientes son los más severos o también puedan ser más sanadores, no dejan de ser lo que ya el médico te hace al ponerte suero. Como se ve, el ayuno se practica desde hace años.


– Tomando agua y infusiones.
– Tomando agua de coco
– Tomando solo agua q
ue ya sería el elevado. Pero formaría siendo con el ayuno en seco el más heavy digamos.

La regeneración será idónea y fantástica al mismo tiempo se haga de una forma u otra, más lenta pero lo mismo de efectiva: regenerar las células no llevar al cuerpo a su límite. También acompañarla de ciertas plantas en infusión o extractos será una maravilla y acelerará el proceso: Regenerar las células.

La paz mental en todo ser humano y más en casos de patologías graves es fundamental. No se puede generar estrés ni ansiedad, provocar un sentir desorbitado en personas que mantengan ya de por sí, un sistema nervioso muy tocado, como suele ser las personas con patologías severas.

Cuando se han tomado muchos medicamentos se suele tener o van saliendo ciertos efectos en el cuerpo como , el hígado graso. Afectaciones en páncreas, granos, etc. También el hígado suele ser afectado en casos en que se haya tomado demasiado alcohol, excitantes, fumar, etc. Además el hígado es un órgano que es alimento, alimento es mamá, tu cuerpo te pide sanar resentires de tu niñez con mamá.

El hígado metaboliza los alimentos, elimina los excesos de proteínas, grasa y azúcar y purifica la sangre de sus impurezas. Es esencial a la vida. Es conocido como la “sede de la ira y de la crítica”. El hígado también está vinculado con mi comportamiento y representa la facilidad de adaptación a los acontecimientos y a las circunstancias de la vida. Las emociones negativas que siento (pena, odio, celos, envidia, agresividad) traban el buen funcionamiento del hígado. Mi hígado tiene la capacidad de acumular estrés y tensión interior. Es también en mi hígado donde se depositan mis pensamientos y mis sentimientos amargos e irritantes que no han sido expresados o resueltos. Por esto, cuando limpio mi hígado por medios fisiológicos, (por la fitoterapia o de otro modo) o energéticos, entonces me siento más calmado y en mejor contacto conmigo mismo. Los desórdenes del hígado pueden incluso llevarme a vivir la depresión, ésta siendo percibida como decepción frente a mí – mismo. Puedo vivir en ese momento tristeza, cansancio, una dejadez general. Cuando mi hígado está sucio, afecta los niveles espirituales e interiores de mi consciencia. Puedo perder mi vía y la dirección que debo tomar. El hígado da la vida y también puede alimentar mi miedo a esta misma vida.

Debo yo actuar para que me de la vida.
TODO ERES TÚ

Las células necesitan obtener nutrición para poder realizar sus funciones de manera óptima. A través de la nutrición, toda célula obtiene materia y energía para crecer, reponerse y dividirse.

Los organismos vivos pueden ser autótrofos o heterótrofos. Los seres autótrofos son todos aquellos con la capacidad de producir sus propios alimentos, mientras que los heterótrofos necesitan satisfacer esta necesidad usando materia de otros seres vivos, ya que son incapaces de sintetizarla para alimentarse.

El proceso de nutrición celular es similar al descrito. Las células autótrofas pueden fabricar o sintetizar alimentos a partir de compuestos orgánicos con ayuda de la energía solar. Las autótrofas necesitan usar alimentos orgánicos que ya pasaron por el proceso de fabricación por parte de otros organismos, y solo así pueden sintetizar la materia que les otorga energía.

Nuestro cerebro requiere de algunas sustancias contenidas en los alimentos para la formación y la restauración del tejido cerebral

Nutrición de la célula

Las plantas verdes se caracterizan por ser seres autótrofos, pero todos los animales, las bacterias y los hongos son organismos heterótrofos. En general, el proceso de nutrición de una célula consiste en una serie de fases, que son:

– Ingestión o captación. Los nutrientes, líquidos, proteínas y otras moléculas esenciales se introducen a la célula por medio de dos procesos: por permeabilidad o por endocitosis.
– Permeabilidad: Minúsculas moléculas atraviesan la membrana plasmática y se introducen directamente en el citoplasma.
– Endocitosis: En este proceso, la célula envuelve al nutriente para ingerirlo. La membrana celular se curva y se forma una especie de boca que empuja la partícula, la rodea y permite su ingestión.

Todo alimento que contenga silicio resulta benéfico para el cerebro. (plátano, cereza, mango, manzana, uva y naranja., avena, espinacas, cereales como por ejemplo mijo, arroz integral, piña, patatas, lentejas, el pepino, el apio, zanahoria, calabaza, berenjena y remolacha, almendras, girasol, cilantro, cebada…)

Según investigadores, en un estudio publicado en la revista Neurology (en inglés), las personas de 58 a 99 años que consumen media taza colmada de vegetales de hoja verde cocidos, o una taza colmada de verduras crudas como la lechuga cada día, tienen menos deterioro cognitivo —equivalente a 11 años menos— que aquellas que casi no consumen vegetales de hoja verde. Los investigadores de la dieta MIND recomiendan consumir por lo menos seis porciones semejantes por semana.

La relación entre la nutrición y el funcionamiento cerebral es muy importante, ya que alimentarse de manera deficiente puede propiciar envejecimiento y alteraciones en los procesos de aprendizaje. 

Así que repitoooo un poco más:


Los ácidos grasos y omega 3 son esenciales para hacer esta plasticidad.
Los carbohidratos son recomendables y son un verdadero carburante para el cerebro, tales como complejos siendo cereales (mijo, quinoa, sarraceno, arroz integral..) o la pasta de arroz, indispensables para que las neuronas obtengan una buena dosis de energía y que los impulsos eléctricos sean conducidos, manteniendo así la concentración y una adecuada actividad neuronal. 

Otros alimentos indispensables para el cerebro son los cítricos, los huevos y las legumbres, ya que nos proporcionan las vitaminas necesarias para garantizar la construcción de células nuevas. Además, las vitaminas son garantía de una adecuada oxigenación del tejido cerebral.  En caso vegetarianos estrictos y veganos la proteína del huevo se encontraría formando proteína en combinaciones de mediodía legumbre y noche cereal. La sustitución del huevo ya se sabe, un huevo se puede sustituir con la mezcla de agua y lino pej.

Ácidos grasos omega-3, que se encuentran en alimentos como el aceite y las semillas de lino y de chía, y en las nueces.
Ácidos grasos omega-6, que se halla, por ejemplo, en el maíz, el girasol, las semillas de calabaza y los pistachos.

El trio de omega-3, omega-6 y carotenos. En concreto, los omega-3 fortalecen las redes neuronales frontoparietales, lo que se refleja en la inteligencia general, la capacidad de concentrarse y el comportamiento orientado a un objetivo. En el mercado también existen suplementos o complementos mejor dicho que contienen vitaminas y minerales que son esenciales de las membranas de las neuronas siendo tales como: omegas, DHA, EPA y ciertas vitaminas B como B5 y B6

Carotenoides, que se encuentran en alimentos de color amarillo, rojo y anaranjado como las zanahorias, los boniatos y los albaricoques. También suelen encontrarse en las verduras verdes. Asegurate de tomarlos!
Licopeno, un carotenoide que se encuentra esencialmente en los tomates y en menor cantidad en la sandía.
Riboflavina o vitamina B2, que se halla en vegetales como las verduras de hoja verde, las legumbres, los cereales integrales, las setas y frutos secos como las almendras.
Ácido fólico, que se encuentra en las verduras de hoja verde, como lechuga o espinaca.
Vitamina B12, Los vegetarianos la obtienen con suplementación y alimentos orgánicos lo más naturales posibles directos de la naturaleza.
Vitamina D, que se obtiene principalmente por su síntesis en la piel a la expuesta al sol. Algunos alimentos aportan pequeñas cantidades.

Los alimentos que los investigadores dicen que conducen a la salud del cerebro son los mismos que los estudios muestran que invariablemente promueven la buena salud del corazón.

Es muy bueno para el cerebro:

NUECES: Fuente de grasas omega-3, fitoesteroles y antioxidantes. Frutos secos en general, pero centra en Nueces, almendras, pistachos y nueces de brasil. Con anacardos podrás hacer preparaciones en salsas o comer tal cual, favorenciendo además la relajación.
MORA AZUL bayasss: Mejoran el aprendizaje, la memoria y el pensamiento.

Las bayas aportan beneficios nutritivos, solo las bayas parecen tener el poder de mejorar la salud cerebral. Según un estudio publicado en la revista Annals of Neurology (en inglés), las mujeres de 70 años o mayores que consumen una o dos porciones de media taza de arándanos azules y fresas por semana tienen cerebros que funcionan como si fueran dos años y medio más jóvenes que los de las mujeres que casi no consumen bayas.


APIO: Calma la inflamación en el cerebro y es fuente de luteolina.

Pescado: asegurate que sea pescado recién salido del mar atún, caballa o salmón serían adecuados para ello si más no…, evita pescados de piscifactorías. Los pescados además llevan mercurio y más los grandes como sería atún… Según un estudio del 2016 publicado en la revista Neurology (en inglés), consumir pescado incluso solo una vez por semana puede proteger contra el deterioro cognitivo. Cuando los investigadores monitorearon a más de 900 hombres y mujeres en sus 70 y 80 años durante unos cinco años, hallaron que aquellos que consumen más pescado sufren menos deterioro de la memoria y otras medidas de salud cerebral en comparación con las personas que rara vez consumen pescado o mariscos. Una razón, dicen los científicos: los ácidos grasos Omega-3 que se encuentran en el pescado, que según investigaciones anteriores, pueden proteger el cerebro de variadas maneras. Existen omegas no llevan pescado en el mercado. Tomar suplemento de pescado a comerlos no varía. Si más no, siempre es tu sentir.

CACAO: Los granos de cacao son una fuente principal de flavonoides antioxidantes, que se sabe desde hace mucho tiempo que aportan beneficios a la salud cardíaca. Investigaciones más recientes han hallado que los flavonoides que se encuentran en el cacao también pueden acumularse en el cerebro, especialmente en las regiones relacionadas con el aprendizaje y la memoria, y pueden evitar el daño y proteger la salud del cerebro a largo plazo. Otra especia a incluir: la cúrcuma, una fuente potente del compuesto curcumina, fácil de absorber y que puede reducir la inflamación en el cerebro a parte de en tu estomago.

Una cucharadita de la especia cúrcuma contiene unos 150 mg de curcumina, así que puedes agregar una pizca a tu comida todos los días. Úsala en comidas que incluyan grasas o aceites, lo que aumenta su absorción.

La Canela añadida a un poco de bebida vegetal o ciertos alimentos sería una maravilla y deleite para tu paladar.

ACEITE DE OLIVA no lo olvidemos. Pero también puedes optar por aceite de lino, aceite de sésamo o similares para acabar de nutrir tus platos siempre estarte seguro.

etc.

SIEMPRE APRENDIENDO, SIEMPRE INVESTIGANDO, LA VIDA ES UN APRENDIZAJE. NO HAY LÍMITES LOS LÍMITES DE LOS PONES TÚ. MANTÉN EL CEREBRO ACTIVO Y SALUDABLE.